• Albert Xamena Ferrà

¿Por qué Papa Bocata?

El nombre de Papa Bocata puede parecer pretensioso, incluso paternalista, pero nace de una historia de amor y dedicación de un padre a sus hijos. Yo soy el hijo.


Uno no es consciente de lo que un padre hace por sus pequeños hasta que se enfrenta a la misma situación o es capaz de verlo en compañeros cercanos. Es entonces cuando los gestos más cotidianos se transforman en gestos muy especiales. Es cuando damos un valor inmenso a todo lo que ha hecho por ti.


Hacer un bocadillo cada mañana para ir al colegio puede parecer algo obvio cuando tienes 12 años y llevas 9 recibiéndolo cada día, pero es algo único y especial. No era consciente de que mi padre se levantaba siempre antes únicamente para hacerlo. Lo hacía con amor y eso es lo que recibía, entre panes, por supuesto.


De este amor diario y constante nace nuestra vocación y energía para nutrir este proyecto.


El nombre es una dedicación a mi padre por todos esos años de amor y cariño.


Bienvenidos a Papa Bocata